16/08/2018 04:21

Odriozola: "No me vuelvo loco; esto no es nada más que fútbol"

"Sería un sueño conseguir el Mundial pero hay que demostrarlo en el campo para hacerlo realidad y que podamos vivir todos un momento único e irrepetible"

Álvaro Odriozola

deportes | 13.06.2018 - 09:15h

Efe

Álvaro Odriozola (San Sebastián, 14/12/1995) asimila con una tranquilidad pasmosa los acontecimientos que se aceleraron en su carrera. De Segunda B a jugar un Mundial en año y medio. Mantiene los pies en el suelo y mira todo con perspectiva: "Esto no es nada más que fútbol".

Su carrera explotó en la Real Sociedad y su nombre suena con fuerza en las oficinas del Santiago Bernabéu. Nada le descentra. Familiar, con las raíces muy presentes y sin descuidar su formación -estudia la carrera de empresariales a distancia-, Odriozola encuentra paz en el mundo de los caballos. Con el descaro de la juventud, 22 años, derrumbó la puerta de la selección española.

¿Despierta del sueño?

Sí, claro, despierto para vivirlo rodeado de toda esta gente en una fase final de un Mundial. Paro a pensar que me tragaba todos los partidos de España y muchas veces me pellizco para ver si es verdad que estoy aquí o es un sueño.

Le viene de familia su amor a la selección española.

Mi abuelo iba a todos los Mundiales. Es una pena que ya no esté para verme hacer realidad el sueño de todo futbolista. No tengo todos los recuerdos de él que me gustaría porque falleció hace doce años, pero mis dos abuelos eran muy futboleros y uno de ellos viajaba a todos los Mundiales.

En casa una de las fotos destacadas es una suya con Pelé en un Mundial. No me digas cómo la consiguió, pero es un momento imborrable. Tenía algún conocido en la selección española y viajaba siempre para ver los partidos.

Vaya orgullo sentiría.

Te lo puedes imaginar. Todo el mundo que lo conocía me dice, si viviese tu abuelo...

Con su abuela sigue sintiendo ese orgullo de cerca.

R: Además es muy futbolera, es de la Real y va a todos los partidos de Anoeta. En casa vivo con ella, con mi madre y mi hermano. Se respira mucho fútbol. Están muy contentos y el viernes vendrán a Sochi a ver el partido.

¿Qué consejo de abuela guardas?

Que disfrute, que esto es para disfrutar, que no tenga presión y viva cada momento como el último porque es algo único que es muy difícil de conseguir. Hay que disfrutar cada segundo aquí.

Psicológicamente, ¿cómo se asimila pasar de jugar en Segunda B a estar en Mundial en menos de dos años?

Hay que tener mucha cabeza y tratar de relativizarlo todo. Por suerte cuento con un entorno privilegiado, como es mi familia, con la que sigo viviendo, y mis amigos, que me hacen tener los pies en el suelo. Con mucha cabeza porque todo me ha ido muy rápido. Hace año y medio jugaba en Segunda B y ahora estoy en un Mundial. Tienes que saber de dónde vienes, qué es lo que haces y no volverte loco porque esto no es nada más que fútbol.

¿Se puede mantener los pies en el suelo llegando tan alto?

Sí, por supuesto que se puede. Al final, si te pones a pensar, esto tan solo es fútbol. Es verdad que vas adquiriendo fama y muchas veces cambia a las personas, no tanto el éxito, pero si sabes lidiar con esa fama, sin sentirte más que nadie porque al fin y al cabo solo somos futbolistas y lo único que hacemos mejor que el resto de gente es pegarle patadas a un balón.

Hay profesiones como médicos que salvan vidas y otras que son tan válidas como ser futbolista. Hay que tener mucho cuidado porque nosotros somos un ejemplo para los más jóvenes y se deben tener los pies en el suelo.

¿Cómo es Álvaro Odriozola?

Me considero una persona normal, un chico de Donosti muy familiar. Me encanta pasar tiempo con mi familia. Soy una persona muy risueña, me gusta pasarlo bien. Hay que saber diferenciar en qué momentos hacerlo y cuándo no, pero sobre todo un chico normal que ama el fútbol y está viviendo un sueño.

¿Qué aportan a su vida los caballos?

Sobre todo me ayudan a desconectar. Son mi verdadera pasión, lo llevo en la sangre. Me viene muy bien para desconectar porque es una vía de escape al fútbol, un mundo del que se puede aprender muchas cosas. Es muy humilde.

El entrenador de mis caballos, Ramón Avial, llega a las 8 de la mañana y sale de la cuadra a las 9 de la noche con solo hora y media para comer. Se pega viajes increíbles. Te das cuenta de que para subsistir en esta vida tienes que trabajar, trabajar y trabajar. Sin trabajo no llega nada.

¿Dónde estaba en el gol de Iniesta en la final del Mundial 2010?

En el Valle de Arán, donde vive mi familia por parte de padre, y todos juntos veíamos la final. No nos lo podíamos creer. Fue un momento muy feliz. Yo era muy joven y no tenía la conciencia de que nunca habíamos ganado un Mundial, pero veía a mi padre que no se lo podía creer después de ver tantos Mundiales. Me dejó impactado.

La diferencia es que su generación ha crecido viendo ganar a España.

La he visto ganarlo todo, la generación que ganó en Sudáfrica era una maravilla y ahora lo que queremos es repetir ese éxito. Estamos capacitados para ello. Vamos a ir a por todas.

¿Se puede mejorar esa generación?. O jugadores como Xavi, Puyol, Xabi Alonso y Villa son irrepetibles?

Hay jugadores que son irrepetibles de aquella quinta pero estamos aquí para hacer lo mismo que ellos y si ellos pudieron, ¿por qué no nosotros? El nivel de esta selección es muy parejo al de aquella por la forma de jugar y el nivel de los jugadores. Vamos a tratar de ir a por el Mundial.

¿Quien le deja con la boca abierta entrenando?

Sobre todo Iniesta e Isco. Son diferentes. Ves jugar de cerca a Iniesta y es una maravilla. Isco me vuelve loco, tiene una calidad espectacular. Sergio Ramos defensivamente y su carácter, su madera de líder y lo que transmite. En ese aspecto ves cosas diferentes a lo que había visto hasta ahora.

¿Quién era su ídolo?

De pequeño jugaba de extremo y me fijaba en los atacantes. Me encantaba Ronaldinho y Zidane me apasionaba. De Donosti uno de mis ídolos era Xabi Alonso y en mi club siempre me fijé en Xabi Prieto. Jugar luego a su lado ha sido una maravilla.

Socio de la Real desde que tiene 2 años.

A mi hermano le hicieron nada más nacer porque mis dos abuelos eran muy de la Real, iban siempre a Atocha, incluso uno de ellos viajaba con el equipo. Mi hermano fue el socio más joven de la Real y a mí me hicieron con 2 años, no sé por qué, me tenían que haber hecho nada más nacer, pero bueno. Soy un chico de Donosti y siempre he sido aficionado de la Real.

Su nombre suena para los grandes, especialmente el Real Madrid. ¿Cómo lo lleva?

La verdad es que bien porque no hago caso para nada. El único secreto para triunfar en esto es estar centrado al cien por cien, día a día, en lo que es puramente fútbol, en partidos y entrenamientos y ese es el único secreto. Si me pongo a mirar los periódicos, a quien quieren y a quien no, no viviría. Solo me centro en el presente y más estando en un Mundial con 22 años, que es un sueño y quiero vivirlo al máximo.

¿Hace falta irse a un grande para triunfar plenamente?

Quizás la Real no tiene tanta visibilidad como Real Madrid o Barcelona u otros equipos más potentes, pero se ha demostrado que también sirve para estar con la selección en un Mundial, por lo que estoy muy contento.

¿Qué papel piensa que va a desempeñar en la selección?

En principio el lateral titular es Dani Carvajal que ha hecho toda la clasificación. Yo apenas llevo cuatro partidos con la selección pero esto es muy largo y desde luego que tengo que ponérselo difícil al mister dando el todo en los entrenamientos para ver si puedo jugar. Si Julen me ha metido en la lista de 23 es porque tiene confianza en mí e intentaré devolverla en los entrenamientos y partidos.

Carvajal llega muy justo a Portugal y no se le forzará. ¿Espera jugar?

No espero nada, solo me centro en dar todo en cada entrenamiento y estar preparado para el momento si toca.

¿Si apuestan por Nacho es un palo?

Para nada sería un palo, tengo que estar preparado y Nacho también es una opción muy válida. Ha jugado muchas veces de lateral y yo lo que tengo que hacer es ponérselo difícil al mister, demostrar que estoy preparado para jugar el viernes.

Y para cubrir a Cristiano...

Claro que lo estoy (risas). Cristiano me parece un jugador del mejor nivel mundial, Portugal es más fuerte con él y es difícil pararlo pero se puede, vamos a intentar hacerlo.

¿Eres más rápido?

No lo sé (risas). Se que es muy, muy rápido pero a ver si entre todos conseguimos sacar el primer partido de un Mundial que siempre es muy importante. Juegue quien juegue aquí todos somos una piña, tenemos que remar en la misma dirección, estamos preparados para jugar como para no hacerlo y aportar nuestro granito de arena.

Conseguir la segunda, ¿es sueño o realidad?

Sería un sueño pero hay que demostrarlo en el campo para hacerlo realidad y que podamos vivir todos un momento único e irrepetible.

16/08/2018 04:21