15/12/2017 13:12

El Ayuntamiento de Madrid trabaja en un plan para disminuir las cotorras

El Ayuntamiento de Madrid trabaja en un plan para disminuir las cotorras

madrid | 07.12.2017 - 15:19h

EFE

El Ayuntamiento de Madrid está trabajando en un plan para disminuir el número de cotorras, una especie invasora que el año pasado contaba con alrededor de 7.000 ejemplares en la ciudad, lo que supone el 35 % de la población española de un ave que está poniendo en riesgo a especies autóctonas como el gorrión.

Fuentes municipales han informado a Efe de que esta iniciativa, que el Ayuntamiento de Madrid pondrá en marcha en 2018, es una de las actuaciones contempladas en el denominado plan estratégico de zonas verdes, arbolado y biodiversidad, también en proceso de elaboración.

Con este plan, más general, el Consistorio pretende elaborar un inventario cualitativo de las poblaciones de fauna de la capital y redactar planes de acción para proteger las especies de flora y fauna de interés y controlar las especies exóticas invasoras, como la cotorra argentina.

Este ave, originaria de Sudamérica y localizada por primera vez en la capital en 1985, concretamente en el barrio de Canillejas, es una de las grandes preocupaciones del Ayuntamiento de Madrid, que ha alertado del crecimiento exponencial experimentado desde entonces.

En 1993 la población estimada era de 25 parejas, siete años más tarde se calcularon unas 2.000 cotorras y en el censo de 2016 se han contabilizado 2.200 nidos con unos 7.000 ejemplares, lo que supone el 35 % de la población española de estas aves.

Desde el Ayuntamiento no han dado detalles del plan con el que tratarán de disminuir el número de cotorras, pero en la Comunidad de Madrid ya han empezado a actuar en las zonas de su competencia -fuera de los núcleos urbanos-, al permitir su caza.

Fuera de la capital, algunos de los municipios con mayor concentración de cotorras son Leganés, Parla y Boadilla del Monte.

El responsable del área de conservación de flora y fauna de la Comunidad, José Lara, ha explicado a Efe que estas aves no sólo entrañan riesgos para la salud por la posibilidad de transmitir enfermedades como la salmonelosis, sino que también provocan molestias por sus graznidos.

"Hay bloques de edificios en los que los vecinos se quejan de que no pueden dormir. Además, es un animal muy listo que desplaza a otros, como los gorriones", ha comentado.

En España, el número de gorriones ha disminuido un 15 % desde 1998 y continúa descendiendo, según la Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birdlife), hasta el punto de que a lo largo de 2016 desaparecieron 12 millones de ejemplares.

SEO/Birdlife es la única fuente de información que lleva un recuento del número de aves a escala estatal.

El coordinador del área de estudio y seguimiento de aves, Juan Carlos del Moral, ha señalado que el declive es "más acusado" en las grandes ciudades como Madrid, aunque no dispone de cifras concretas.

"Su condición física es muy inferior en comparación con los que habitan fuera de la ciudad", señala a Efe el portavoz de SEO/Birdlife, que cita entre los motivos la contaminación y la falta de alimento originada por la competencia de especies invasoras como la cotorra.

Otras aves que podrían llegar a correr peligro en la ciudad de Madrid son los vencejos y las golondrinas, que tienen la costumbre de anidar en las tejas o los huecos de las fachadas de los edificios y ahora, debido a las características de las nuevas viviendas, más lisas, "pierden puntos de edificación".

Por su parte, los aviones hacen sus nidos con barro, lo que ha motivado las protestas de algunos vecinos por las manchas, según el responsable de SEO/ Birdlife, que denuncia casos en los que han llegado a tirar estas construcciones con los pollos dentro, pese a estar prohibido.

Las estaciones de tren son uno de los puntos elegidos por los aviones para establecer sus nidos, según han señalado a Efe fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

En 2014, responsables de Adif trasladaron los nidos de una colonia de aviones del edificio del andén 1 de Chamartín a otra zona de la estación "donde las aves estuvieran protegidas sin causar molestias a los usuarios y trabajadores".

Lo hicieron con la supervisión de la Consejería de Medio Ambiente tras las "quejas por la gran cantidad de excrementos que se acumulaban en la zona y por el riesgo que entrañaba la posible caída de nidos".

La colonia de Chamartín, ubicada junto al túnel que va a Pío XII, cuenta en actualidad con aproximadamente 230 nidos.

Además, Adif hace un seguimiento de otra colonia de aviones en la estación de Pitis con unos 150 nidos situados en la zona oeste y sur del edificio.

15/12/2017 13:12